Efectos del alcohol y como son los causantes de miles de accidentes anualmente.

Efectos del alcohol y como son los causantes de miles de accidentes anualmente.

Las bebidas alcohólicas son aquellas que poseen alcohol etílico o etanol en su composición, el consumo de estas bebidas puede entorpecer tanto el sistema nervioso como los sentidos y puede afectar a la capacidad de autocontrol de un individuo, por eso se dice que el alcohol puede considerarse como un estimulante.

La concentración de las bebidas alcohólicas puede variar principalmente de acuerdo al método de preparación que esta conlleve. Los métodos de preparación de bebidas alcohólicas más comunes son:

  • La fermentación: es un proceso biológico de fermentación en plena ausencia de aire (oxígeno), originado por la actividad de algunos microorganismos que procesan los hidratos de carbono. De estas se obtienen bebidas tales como; el vino, la sidra o la cerveza
  • La destilación: Destilación, proceso que consiste en calentar un líquido hasta que sus componentes más volátiles pasan a la fase de vapor y, a continuación, enfriar el vapor para recuperar dichos componentes en forma líquida por medio de la condensación. El objetivo principal de la destilación es separar una mezcla de varios componentes aprovechando sus distintas volatilidades, o bien separar los materiales volátiles de los no volátiles. De este proceso provienen bebidas como, ron, whisky, vodka, ginebra o brandy.

 

A lo largo diversos estudios han demostrado los efectos nocivos que estas sustancias poseen para la salud humana. Para efectos del tema sobre sus efectos, cabe destacar que todos estos estudios llegan a una conclusión en común; el alcohol puede alterar tanto la actividad cerebral, la muscular y los sentidos visuales y auditivos. Por supuesto esto varía de acuerdo a los grados de alcohol presentes en la bebida.

¿Qué influye en los efectos del alcohol?

Los efectos del alcohol dependen de la cantidad consumida, pero existen otras circunstancias que los pueden acelerar o agravar.

 

  • La edad. Los jóvenes son más sensibles a los efectos del alcohol en actividades que tienen que ver con la planificación, la memoria y aprendizaje, y son más “resistentes” que los adultos a los efectos sedantes y a la descoordinación motora.
  • El peso y el sexo. El alcohol afecta de modo más grave a las personas con menos tamaño. En general la mujer pesa menos y el tamaño de sus órganos internos es proporcionalmente más pequeño. Por lo tanto, menores cantidades de alcohol pueden producir daños en el cuerpo de forma más rápida.
  • La cantidad y rapidez de la ingesta. A mayor cantidad de alcohol bebido y a menor tiempo, es mayor la posibilidad de intoxicación.
  • La combinación con bebidas carbónicas como la tónica, las colas, etc. acelera la intoxicación.
  • La comida. Si se come a la vez que se bebe, sobre todo alimentos grasos, se enlentece la intoxicación, pero no se evita ni se reducen los daños al cuerpo.
  • La combinación con otras sustancias. Si se toman tranquilizantes, relajantes o calmantes, se potencian los efectos sedantes del alcohol. Cuando se combina con el cannabis se incrementan los efectos sedantes de ambas sustancias.