Resistencia eléctrica del cuerpo humano.

Debido a la maquinaria especializada requerida por todo tipo de empresas, estas requieren de un uso cuidadoso para prevenir accidentes relacionados a las distintas tensiones que estas manejan. Estos contactos pueden clasificarse en:

  • Directos: son causados cuando la corriente circula directamente en el cuerpo de la persona, por dicho motivo son también los más peligrosos ya que pueden derivar en distintos tipos de condiciones perjudiciales (paro cardiaco, paro respiratorio, etc.).

 

  • Indirectos: A diferencia de los anteriores estos podrían denominarse como una consecuencia de la exposición a dichos accidentes previos. En los indirectos la corriente no circula por el cuerpo sino que se dan los accidentes por caídas o golpes producto de pérdidas de equilibrio ocasionadas por el primer contacto. En esta categoría también entran quemaduras o daños en incendios ocasionados por una fuente eléctrica.

Resistencia eléctrica del cuerpo humano. 

 

La resistencia que cada persona presente ante un accidente eléctrico, varía de acuerdo a distintas condiciones:

 

  • Estado de la superficie de contacto eléctrico.
  • Presión y duración del contacto.
  • De acuerdo con los valores medios de la resistencia eléctrica, la cual se mide en ohmios (Ohm), donde el máximo se establece en 3 mil Ohm y el mínimo en 500, la piel seca tiene una gran   resistencia de 1500 Ohm; para la piel húmeda la resistencia se reduce a 1000 Ohm, en este caso la sudoración puede afectar; en piel mojada la resistencia es de 660 Ohm, mientras que para piel sumergida es de 325 Ohm.
  • Materiales que cubren la parte del cuerpo que establece el contacto. Por este mismo motivo es de vital importancia el uso de equipamiento de seguridad para mayor protección.
  • Resistencia propia del ser humano, que depende de la edad, sexo, tasas de alcohol en la sangre, etc.

 

Existen dos tipos de corrientes eléctricas (alterna y continua) cuyos orígenes se remontan a la invención de la electricidad en sí misma, si bien ambas se manejan en gran medida por los mismos principios, las corrientes alternas se consideran hasta 4 veces menos peligrosas que las continuas, este principio se basa en como circulan ambas corrientes, debido a que en la corriente continua las corrientes siempre se desplazan en una misma dirección lo cual hace más difícil su proporcionamiento.

 

 

 

Algunas recomendaciones para prevenir accidentes electricos

  • Asegurarse de que todos los aparatos eléctricos estén correctamente diseñados, instalados y en buen estado.
  • Colocar cada aparato eléctrico que estará en contacto con el cuerpo con su respectiva descarga a tierra y enchufarlo a circuitos que contengan equipos de protección.
  • Determinar y marcar con claridad los tres límites de acercamiento para la seguridad personal del Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas (RETIE), que son:
    Límite de aproximación segura: distancia mínima desde un punto energizado del equipo, hasta la cual el personal no calificado puede situarse sin riesgo por el arco eléctrico.
    2. Límite de aproximación restringida: distancia mínima hasta la cual el personal calificado puede situarse sin llevar elementos de protección personal certificados contra el riesgo por arco    eléctrico.
    3. Límite de aproximación técnica: distancia mínima en la cual sólo el personal calificado, con los elementos de protección personal certificados contra el arco eléctrico, puede realizar trabajos en la zona de influencia directa de las partes energizadas de un equipo.
  • Proporcionar a los trabajadores que operen en áreas con riesgo de accidente eléctrico, el equipo de seguridad certificado correspondiente.