Transporte de materiales peligrosos en el estado de Washington

Transporte de materiales peligrosos en el estado de Washington

 

Por las carreteras del estado de Washington transitan multitud de camiones, incluidos aquellos que poseen más de 18 ruedas. Muchos de estos transportan materiales peligrosos todos los días, en estas carreteras. La mayoría de estos camiones son conducidos con precisión y no representan ningún daño para el público en general. Pero en el caso de un accidente, el material peligroso que transportan puede derramarse, además de causar lesiones graves o incluso la muerte.

 

Los materiales que transportan estos vehículos de 18 ruedas son principalmente en forma de gas o líquido. Incluso en caso de un golpe menor, si se perfora una de las tuberías o puntos de presión, los químicos dañinos pueden derramarse en la carretera. Y en caso de que el material sea inflamable, lo más probable es que se incendie o incluso que se produzca una explosión. Por otro lado, si entra directamente en contacto con el producto químico derramado, puede sufrir quemaduras o lesiones graves. Por estas razones, el estado de Washington establece ciertas restricciones al movimiento de ciertos tipos de productos químicos o materiales peligrosos en sus autopistas.

 

Leyes de camiones de materiales peligrosos del estado de Washington

 

Los semi camiones y los camiones de más de 18 ruedas transportan una gama de sustancias químicas, que a menudo son gases o líquidos. Los gases inflamables transportados por carretera incluyen propano y helio. Mientras que los líquidos de las baterías, la gasolina, el hidróxido de sodio e incluso el uranio radiactivo, se cuentan entre los materiales líquidos peligrosos.

 

Si el accidente del camión no fue por su culpa, podría haber otros dos culpables. Uno, el conductor del camión, mientras que otro, la propia empresa de transporte. En primer lugar, para conducir un vehículo comercial, como un camión que transporta material peligroso, el conductor debe tener una licencia de conductor comercial. Este tipo de licencias no son fáciles de obtener, ya que involucra una serie de pruebas para aprobar. En segundo lugar, es responsabilidad de la empresa de camiones contratar a conductores buenos y experimentados para que transporten materiales tan peligrosos. Además, también tienen la responsabilidad de mantener el vehículo. Por ejemplo, los neumáticos no se deben desgastar, los aceites y el fluido se deben revisar regularmente, etc. En resumen, deben asegurarse de que el camión sea completamente seguro para conducir en la carretera. Además, es obligatorio por ley tomar las huellas dactilares de los conductores que conducen camiones que transportan materiales peligrosos, y también asegurarse de que sean ciudadanos estadounidenses.

 

Algunas de las causas comunes detrás de accidentes de camiones y derrames de materiales peligrosos, son:

 

  • Reventones de neumáticos, derrapes, etc.
  • Fallas mecánicas en el camión.
  • Frenos defectuosos o atascados.
  • Contratación indebida por parte de la empresa camionera.
  • Laxitud por parte de la empresa camionera en mantenimiento de vehículos.

 

Algunas de las lesiones por accidentes de derrames de materiales peligrosos comunes son:

  • Quemaduras térmicas o químicas
  • Exposición a sustancias cancerígenas.
  • Pérdida de visión y audición.
  • Dolencias neuronales
  • Infecciones pulmonares
  • Envenenamiento químico
  • Pérdida de extremidades por explosión.